sábado, 19 de mayo de 2012

PIZZA DE MAÍZ CON RÚCULA SALVAJE Y TOFU AHUMADO


En primavera proliferan plantas comestibles que crecen salvajes en el campo como el llantén, el diente de león, las ortigas. La rúcula se puede encontrar tanto a finales de invierno como en primavera hasta principios de verano.Es una pena no aprovecharlas ya que son super beneficiosas para el hígado y la vesícula biliar, órganos activos también en primavera. Se pueden tomar en sopa, al vapor o porque no salteadas sobre una base de pizza.

Ingredientes:

Para la masa:
1 bol de harina de maíz
1/2 bol de harina de espelta tamizada
Agua caliente con un poco de sal marina para ligar la masa
dos cucharadas soperas de aceite de sésamo

Para cubrir la masa:
2 kg de rúcula salvaje
3 cebollas
un puñadito de pasas de corinto
un puñadito de piñones
aceite de sésamo
sal marina
tofu ahumado rallado
 
 
Preparación:

1. Corta a dados las cebollas y saltéalas (o yanguízalas) en un poco de aceite de sésamo con sal marina. Cuando estén bien hechas, añade las pasas y los piñones. Pica la rúcula y añádela, salteando solo 1mn más. las hojas verdes no se tienen que cocinar mucho tiempo.
2. Haz la masa mezclando los ingrediente en una ensaladera: primero pon las harinas y vierte el agua poco a poco, removiendo hasta que ligue la masa. Añade el aceite, reservando un poco parea pincelar el molde y sigue amasando.
3. Hornea primero la masa y cuando esté hecha, añade las verduras y cúbrelas con el tofu rallado. Pasa la pizza por el grill del horno unos minutos hasta que el tofu se ablande (no se ha de tostar ya que no se funde y se quedaría demasiado duro).